domingo, 21 de diciembre de 2008

Spain, I am ready

Son las 2:30 AM, lunes 22 de diciembre. Acabo de llegar de la última cena que hemos celebrado entre amigos. Recelosos de dejarnos marchar, pero al mismo tiempo con ganas de reunirnos con nuestras respectivas familias.

Si todo va bien dentro de unas horas estaré tomando un avión que me llevará junto a la mía. Está medio país paralizado por la tormenta de nieve, en DC estamos teniendo suerte y de momento "sólo" estamos a cuatro grados bajo cero en este instante, aunque el viento provoca una sensación térmica de 10 bajo cero. Por suerte no nieva.

Estoy listo para ir a Madrid y visitar mi país, España. Espero no quemarme mucho con la situación, sin duda muy cambiada, que me voy a encontrar allí. Cuando dejas seis meses de por medio las cosas cambian de golpe y te chocan mucho. Es una sensación muy rara.

Por desgracia no he avisado convenientemente a todo el mundo de mi visita, así que querido lector, si lees esto y tienes ganas de que quedemos, por favor, ponte en contacto conmigo.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Holidays

_DSC0015


Estoy oficialmente de vacaciones. A partir de hoy, y hasta el año que viene, no hay actividad laboral obligatoria en mi vida.

Yupi!!

A pesar del gran año laboral que he tenido, llevaba un par de semanillas con ganas de desconectar. Supongo que mi carga genética hispana me predispone a hacer el típico parón veraniego, que este año me ha faltado. Sea, pues, parón navideño.

Este año no voy a publicar lo que pienso de la Navidad. Los que me conocen ya lo saben, y no cambia nada que lo vuelva a repetir. Curiosamente, este año tengo más propósitos de año nuevo que nunca, y ahora que mentalmente he parado mi actividad productiva, estoy repasando el año que va a terminar en breve como nunca lo he hecho.

Ha sido un gran año. Pero no es este post el que cierra el año, y no haré una revisión del mismo aquí, porque tengo pensado escribir sobre ello. O quizás, en lugar de escribir, haga algo diferente (esto lo pongo pa mantener el interés).

Como la foto que encabeza este post, espero que Santa, Papá Noel, los Reyes, o quien sea, se pare en vuestro lugar estas vacaciones, y os deje al menos paz, tranquilidad y una ración de felicidad en estas fechas. Y algún caprichillo para llevar mejor la crisis, también.

En contraste, os dejo esta otra foto. Soñé el otro día con esta imagen, y no es la primera vez. A veces no nos acordamos de todo lo que tenemos. Y nos dejamos llevar por el materialismo, es natural, y creo que soy uno de los mejores ejemplos de esto (caprichosillo que es uno).

Esta imagen me persigue desde el verano del año 2007, está tomada en un pequeño pueblecito de pescadores en el Lago Victoria, en Tanzania. Visitamos una escuela primaria en la cual los niños se sentaban en el suelo, en una habitación oscura, en la misma sólo había una pizarra en la pared. La mayoría de los niños no paraban de cantar, y sonreír. Pero ella no. Ella tenía la mirada perdida, abstracta, y durante el instante infinito que dura esta imagen, sentí que conectaba con esta criatura. Todavía hoy me pregunto qué pensaba, qué le pasaba.

Es a ella a quien realmente quiero desearle Feliz Navidad.

_DSC0087

sábado, 29 de noviembre de 2008

Thanksgiving


Todavía siento una presencia en la tripa, a ver si termino de hacer la digestión.....el pavo estaba riquísimo eso sí.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Kooza

Jueves noche, una vez colocado el enano con la babysitter, nos fuimos a ver el Circo del Sol.

Es la cuarta vez que voy, ya he visto cuatro espectáculos diferentes. Por orden: Saltimbanco, Dralion, Alegria y Kooza.

Algunos me preguntan si me he cansado, o si no me parece todo el rato lo mismo, total, podrían ser espectáculos repetitivos, y es un show que cuesta un dinero. En nuestro caso, teníamos sitios estupendos a 100 dólares, barato no es pero estaba prácticamente lleno un día de diario a las 8 de la noche.

Creo sinceramente que son los 100 dólares mejor gastados en cuanto a espectáculos se refiere. No me arrepiento ni de un centavo, de hecho no me importaría volver a verlo, digamos, dentro de un par de semanas. Pagaría 60 por verlo otra vez. Muy recomendable para quien le guste Le Cirque du Soleil, porque creo que se han superado con creces, y si no lo has visto todavía y están en tu ciudad, corre a por las entradas que vuelan. Para aquellos que no hayan visto nunca un espectáculo de estos, decir que el Circo del Sol no es un circo tradicional, mezclan las mejores acrobacias del mundo con una puesta en escena espectacular, y una música en directo que a mi, al menos, me pone los pelos de punta y me dan ganas de ponerme a saltar.

Kooza es inocencia que descubre un mundo mágico lleno de sueños imposibles;Kooza es la mejor coreografía de contorsionismo que he visto en mi vida (y una de las mejores coreografías absolutas que he visto nunca, sencillamente bella). En este mundo, los malabares ascienden al nivel de dificultad imposible, las sillas se apilan para construir un pilar sobre el que demostrar el dominio del cuerpo y mente, y dos demonios pueden desafiar las leyes de la Física en el mejor número del Circo del Sol que he visto hasta ahora. No voy a desvelar los detalles, pero a mí este clímax en forma de monstruos voladores no sólo me ha impresionado, sino que me ha hecho desear: "yo quiero hacer eso!!". Creo que hasta ahora simplemente valoraba el nivel de dificultad, la belleza de los movimientos, pero no había sentido tanta envidia en mucho tiempo. Poder subirse a Eso y saber dominarlo tiene que ser una auténtica gozada.

Espectacular, mejores que nunca. Si Kooza pasa por tu ciudad, no dejes de ir.






martes, 11 de noviembre de 2008

Veterans Day


Ayer por la tarde me llega un correo al buzon de email que dice algo así: ¨Mañana cerramos por motivo de la fiesta federal de Veterans Day¨. Yupi, un día festivo, y yo sin enterarme. Podría haber currado perfectamente, de hecho tengo algún mail hoy con un cliente que se debía estar preguntando dónde me había metido. Muchas empresas no se han tomado el día, pero a mí me han puesto la excusa a huevo para tomarme un día libre, que me apetecía.

Veterans Day es un día que rinde homenaje a los veteranos de guerra de este país. La sociedad americana es muy sensible a este tema, y el colectivo de veteranos de guerra es bastante más numeroso que en cualquier país civilizado (se meten en muchos fregados como todo el mundo sabe, a veces con mayor o menor razón pero ese no es el tema de hoy).

Hay un sentimiento de respeto y de gratitud hacia los que han vuelto, y un mensaje con tintes algo reivindicativos también, pues han sido tratados injustamente en numerosas ocasiones. No hay que olvidar que desde el punto de vista americano, estos jóvenes han sacrificado sus mejores años luchando, que luego se vuelven mayores y necesitan atención, y que tienen en muchas ocasiones heridas físicas, mentales o del alma imposibles de curar.

Yo viví durante un año con un veterano de la Guerra del Vietnam. Jim fue voluntario a esa guerra, y vio horrores que le marcaron para siempre. Años después formó una familia que me acogió hace mucho tiempo, y que sin duda le ayudaron a recuperarse, pero no todos tuvieron esa suerte. Al menos, los veteranos volvieron, y ese es también el homenaje que se rinde, aunque hay otra fiesta especial para los caídos, el Memorial Day. Estas celebraciones son raras para un europeo, pero forman parte de la cultura americana tanto como las hamburguesas. Bueno, diría que más, pero era un símil para hacerme entender.

Os dejo algunas fotos de este día, tomadas en los alrededores del National Mall y en los Memorial de la Guerra de Vietnam y de Corea.


Panel montado enfrente del Reflecting Pool con mensajes de apoyo a Obama



Vista del Reflecting Pool y el Washington Monument desde el Memorial de Lincoln



Soldados desfilando en el Memorial de la Guerra de Corea


Saludo militar de familia moderna




domingo, 9 de noviembre de 2008

Fall Colors


Una de mis mayores aficiones es la fotografía. A veces pienso que tengo demasiadas aficiones, y no me queda más remedio que acudir a ellas de forma alternativa, por falta de tiempo y, en ocasiones también, por qué no decirlo, por decreciente interés periódico.

Tuve una crisis en esta afición alrededor del año 2002. Durante más de un año y pico prácticamente no hice fotos. Las cámaras digitales estaban empezando a asomar, y mi Nikon F100 (que todavía conservo, pues fue el destino de mi primer sueldo) me parecía un engorro en los viajes y el coste del revelado empezaba a antojarse excesivo en relación a la inmediatez de las cámaras digitales.

Lo de las diapositivas se estaba convirtiendo en algo arcaico y lento, aunque nunca olvidaré esa sensación de ir a buscarlas a la tienda, correr a casa y preparar la proyección. Sigue siendo insuperable la sensación de un paisaje ocupando toda una pared. Y desde luego ya no encontraba fuerzas para encerrarme durante horas por la noche con la única compañía de la ampliadora, una tenue luz roja y unos malolientes líquidos que provocaban esa magia. Era un momentazo ver aparecer la copia, y yo al menos todavía no he conseguido los mismos resultados en blanco y negro en copia impresa, aunque sé que es posible hoy en día.

Esta sequía fotográfica me llevó a cometer uno de los mayores pecados fotográficos de mi vida, como es haber viajado a Costa Rica, visitando el país durante casi un mes, y sin una cámara réflex en condiciones. Tan sólo llevamos una compacta digital, a todas luces insuficiente para esta afición (la tecnología en el año 2003 en digitales no era la de hoy, eso está claro, y las imágenes que nos trajimos de vuelta no me dicen mucho desde el punto de vista fotográfico).

La fotografía siempre me ha ayudado a retener las imágenes de los lugares que he visitado, también de los lugares en los que he vivido. Sigo teniendo la sensación de que tengo una deuda con Costa Rica y sus impresionantes paisajes verdes, que no supe o no pude capturar como se merecen.

Algún día volveré.

Desde el verano del 2005, año en que por primera vez tuve acceso a una cámara digital "seria" (o sea, una réflex digital), he recopilado una colección de unas 12.000 fotos hasta la fecha (esto sin contar las que se borran). O sea, unas 4000 fotos al año, 300 al mes,11 al día, de media. No es ni mucho ni poco y desde luego no con esa cadencia tan regular, pero sí que puedo decir que últimamente uso la cámara prácticamente todas las semanas. Lo que han cambiado las cosas, esto con carretes me hubiese costado una fortuna.

Tengo un archivo bastante completo de mi vida durante los últimos tres años, desde fiestas o reuniones sin mayor trascendencia pero que puedo recordar gracias a estas instantáneas hasta los viajes que me han emocionado o retratos de personas especiales cuya imagen me acompaña a cualquier lado del océano. También tengo imágenes de mi hijo recién nacido, y de cómo va creciendo, como ya hizo mi padre conmigo hace algo más de tres décadas.

Este otoño se me ha ido volando, con el nacimiento de Pablo no he salido mucho al campo, como venía siendo costumbre últimamente en estas fechas. Hace un año y una semana estaba un sábado a las 5:30 de la mañana dirigiéndome al Hayedo de la Pedrosa, al norte de la provincia de Madrid, para intentar capturar los colores del seco otoño que habíamos tenido.

Esta foto es de aquel día.


El otoño en esta zona está ya bastante avanzado, y gran parte de las hojas se han caído. Esta estación es espectacular en la costa este de los Estados Unidos. Los colores son visibles desde el mismo coche en cuanto se sale de la ciudad (y a veces también dentro de la ciudad). Robles, hayas, abedules, tilos, avellanos, serbales y arces componen una mezcla que van desde el amarillo al rojo, pasando por todos los tonos intermedios.

Es una pena que se me haya pasado el pico de esta estación, pero hoy hemos salido a dar un paseo con unos amigos, éramos tres parejas con niños de edades comprendidas entre 1,1 meses y 1,6 meses. Una fiesta vamos. Para aquellos que se pongan excusas por el hecho de tener niños y no poder hacer aquello que tanto les gusta, aquí dejo unas fotos de esta mañana, no son gran cosa, pero el sonido del obturador me ha hecho disfrutar hoy tanto como cuando sacaba fotos de leones el verano pasado en Tanzania.

A veces, son estas pequeñas cosas del día a día las que nos completan, yo hoy he tenido uno de esos momentos, que aquí escribo para no olvidar, aunque gracias a las imágenes, sé que no ocurrirá.


miércoles, 5 de noviembre de 2008

Yes We Can

Yes We Can......

Barack Obama ha ganado las elecciones presidenciales de los Estados Unidos de América el cuatro de Noviembre del año 2008.

Esta frase podría resumir el resultado de unas elecciones y ser una más, pero en ella hay atrapado un momento histórico que he vivido desde la capital de la política mundial. Washington D.C. es un lugar detestado por muchos americanos, al ser el centro de poder político de la nación representa lo que muchos ciudadanos quieren cambiar. Y es donde se sitúa ese gobierno en el que muchos no confían y al cual vigilan.

Me ha pedido bastante gente que comente desde dentro la experiencia, algo que pensaba hacer de cualquier modo, pero en lugar de hacerlo en forma de noticia he preferido hacer el análisis del día después, más sosegado. Los que me conocen saben que me apasiona la política, eso sí, desde la barrera. Nunca me ha casado con ningún partido político y mantengo una actitud muy crítica hacia la clase política en general y hacia la española en particular - más sobre esto en unos instantes-.

Cuando me vine a vivir a USA estaban ya en marcha las primarias, que seguí con interés. Durante todo este tiempo he procurado hablar con el máximo número de personas, de diferente condición, rango social, económico y racial. He intercambiado impresiones con gente en el gimnasio, con algunos de mis clientes, con amigos, en el autobús, con compañeros de trabajo, etc. Mucha gente pasaba del tema, y otros me han acabado dando su opinión y argumentos, algunos de los cuales compartiré con vosotros enseguida.

La victoria electoral de Obama es un hecho histórico por varios motivos, además del obvio de la raza. Paso a analizar algunas ideas que me han rondado por la cabeza en los últimos tiempos.

Por primera vez en la historia un Presidente de USA pertenece a una minoría, en este caso la de los afroamericanos, o negros como decimos en España (ojo, este término se considera ofensivo en USA y no se debe utilizar así tal cual). Este hecho es considerado en general como algo tremendamente positivo, sobre todo teniendo en cuenta que hace 40 años había discriminación en la vida pública, y que hay grandes bolsas de racismo todavía en gran parte del país, sobre todo en la América rural. Desde Luther King a Obama ha sido una larga lucha para los afroamericanos, y ver en la noche electoral los llantos de anónimos y famosos como Oprah o el Reverendo Jesse Jackson provocan sensaciones que dan que pensar. Por otro lado, y este pensamiento no es amable ni pretende serlo, se acabaron las excusas. Durante mucho tiempo gran número de integrantes de esta minoría se han escudado en la falta de oportunidades y en el racismo para no luchar, ir de víctimas y entonar el "yo no puedo, estoy discriminado". Se ha demostrado que no es así, que cualquiera puede. Es una lectura positiva pero que deja a mucha gente con el culo al aire, porque ya no se aceptarán en este país excusas de ese tipo (si bien cualquier discriminación se seguirá denunciando como hasta ahora). Este hecho demuestra la grandeza de este país, y lo crítico que es aún con sus propias victorias. De hecho, los hispanos han pegado una pasada considerable como minoría en todos los ámbitos, cultural, económico y político en general porque no tienen estos complejos (por otro lado, se trata de un grupo mucho más heterogéneo). El propio Obama reconocía en su primer discurso como presidente electo que cualquiera puede y que el sueño americano es posible hoy en día más que nunca. El tema de la raza daría mucho que hablar, pero a mi no me parece excesivamente interesante más allá de la anécdota histórica. Vivo en una sociedad multiétnica y multicultural y lo asumo con total normalidad, como la mayor parte de los jóvenes americanos.

Hablando de jóvenes, son los grandes protagonistas de las elecciones. Han votado en masa, ilusionados por un mensaje nuevo, cargado de simbolismo y digno de estudio en cualquier campaña electoral moderna. La candidatura de Obama ha hecho uso de las nuevas tecnologías y de nuevos cauces de comunicación basados en Internet y telefonía móvil, mensajería instantánea, etc., lo cual ha conectado de manera especialmente directa con un segmento de población que o bien no vota en general o que era la primera vez que lo hacía. Esto le ha permitido llegar donde su contrincante no ha llegado.

Para ganar unas elecciones en USA es imprescindible recaudar fondos estratosféricos, y la candidatura de Obama ha gastado entre tres y siete veces más en anuncios que McCain. Las elecciones se siguen ganando a través de los medios tradicionales, que por cierto aunque acaban apostando en general y sin demasiado disimulo por alguien, son mucho más imparciales que en mi querido país de origen. Aún recuerdo las primarias la caña que le metían, cuando era más desconocido y sombrías dudas planeaban sobre su experiencia y capacidad (no es que se hayan despejado, por cierto).

Esta victoria se ha forjado además en una movilización del electorado masiva, sin precedentes en algunas zonas. Seamos realistas, poca gente vota habitualmente en América. No así en esta ocasión, con participaciones elevadas y colas de tres y cuatro horas en los colegios electorales, soportadas estoicamente por ciudadanos de a pie deseosos de ejercer su derecho al voto.

La victoria de Obama se ha obtenido, sobre todo, bajo la promesa de un cambio, un cambio en el que podemos creer (Change We Can Believe In, lema central de su campaña).

Estados Unidos atraviesa una profunda crisis económica, que está arrastrando al mundo entero a una recesión y una crisis financiera de proporciones aún desconocidas. Es la peor crisis de esta generación, y la gente está preocupada. Esta situación económica adversa ha sido el tema principal de la campaña y lo que más ha preocupado y preocupa al americano medio. Además de la cosa económica, esta todo lo demás.

Dos guerras en países remotos que ya nadie aquí entiende muy bien y que son difíciles de justificar en cuanto a coste económico y de vidas humanas, la creencia de que se está produciendo una pérdida de influencia en la esfera internacional y de que Estados Unidos no está dando lo mejor de sí mismo como país, unido a una cierta sensación de crisis de identidad que ningún americano me sabe describir o pronunciar pero que yo detecto en la calle. La gente está hastiada, preocupada y un poquito perdida.

Si hay algo en lo que los americanos se ponen de acuerdo es en el desastroso legado de Bush. La historia sabrá juzgarle como Presidente y no seré yo el que ahonde en ello ahora porque ya se ha dicho mucho.

En otro escenario distinto McCain hubiese sido, en mi opinión, un gran Presidente. Con diez años menos, sin una crisis de este calibre, y con un o una running mate que no fuese la broma pesada que ha supuesto la Palin, creo que se hubiese llevado a Obama por delante. Bueno, es que Obama no hubiese pasado ni las primarias.

Pero está toda esta situación que he comentado, y la gente quiere ilusión, un mensaje positivo. Y aquí viene mi crítica, porque aunque no voto estas elecciones me afectan directamente, como trabajador que produce en este gran país y que contribuye a su riqueza.

Obama representa ese político joven semidesconocido que es capaz de ascender en situaciones adversas con un mensaje cargado de "buenismo político" e ilusiones. Dice muchas cosas que la gente quiere oir (Yes, We Can). Paz, prosperidad, un futuro brillante. El problema de estos líderes es que no tienen experiencia y muchas veces no tienen ni idea de cómo hacer realidad lo que no son más que deseos. España tiene el triste ejemplo del infame ZP, pero bueno, esto es un post de política americana y simplemente he de decir a mis amigos progres (eh, muchos de ellos de salón y con cochazos de lujo e hijos en colegios privados, pero los rogelios son así) que no se den con un canto en los dientes, Obama no es "uno de los suyos". Este será el siguiente error, pensar que España va a recuperar su posición internacional porque sí, mejorará sin duda y McCain hubiese sido un hueso mucho más duro de roer. Pero vamos, que el Presidente de USA se interesará primero por Francia, Alemania, incluso por Pakistán, antes que por España. Espero que este inciso no cabree al personal, vivo en una sociedad en la que estas cosas se dicen muy claramente y con total libertad y eso me gusta, así que si alguien se escuece, que le de al botoncito de la parte de arriba que tiene una flecha hacia la izquierda.

Muchas de las promesas de Obama son imposibles. De entrada, el Senado no parece que vaya a tener mayoría "blindada" demócrata, lo que les hubiese permitido pasar el rodillo y legislar a su antojo. Aquí si funciona la separación de poderes y se pacta por necesidad, es algo diario, y se va a producir un cierto equilibrio de poderes, lo cual es bueno. En estos momentos, algunas de esas promesas podrían descarrilar el país de forma definitiva, y así es percibido por mucha gente con la que he hablado, que está muy preocupada. Sobre todo con el tan manido tema de los impuestos. Obama dice que sólo subirá los impuestos a aquellos que ganen más de 250.000 dólares al año. Esto está por ver y ya en las últimas semanas de campaña la cifra bailaba, pero bueno, hay literalmente decenas de miles de pequeños empresarios y autónomos que declaran dichas cantidades anualmente, aunque luego tengan que pagar gastos, incluso algún sueldo de ayudante o subordinado y que no se llevan esa cantidad a casa ni mucho menos.

Además de esto, se habla de subir este tipo máximo en diez puntos, y gravar con una subida de entre 8 y 10 puntos las rentas por "capital gains" o ganancias de capital. Cualquiera que sea emprendedor o inversor puede ver por donde va el tema. Una creencia central en este país es que las bajadas de impuestos crean riqueza.

La frase más controvertida del nuevo Presidente es cuando respondió aquello de "redistribuir la riqueza". En América la riqueza no se redistribuye, se crea, y punto. He hablado estos días (hoy mismo) con gente educada, de mucho nivel cultural, empresarios clientes míos que está n preocupados, porque piensan que no va a compensar tomar riesgos, crear negocios, invertir en nuevas ideas. Están desilusionados en medio de la euforia, el problema es que son estos los que crean empleos, y no el Gobierno. Cuando se les comenta que esas medidas se parecen a Europa, su respuesta es "pues sí, pero mira, no parecen haber funcionado muy bien". Y ahí si que llevan toda la razón.

En estos momentos, y de cara al futuro, creo que Obama tiene dos posibilidades. Pasar realmente a la historia como uno de los grandes, o ser una decepción más como lo ha sido Bush. Hay tanta gente ilusionada, tanta gente convencida, que el batacazo puede ser enorme. Demasiadas expectativas, me suena haber visto esto en un pequeño país al otro lado del océano, y sé como acaba esa historia.

Por otro lado, el gobierno aquí generalmente no es tan importante como en Europa, no es tan grande. Despejada esta incógnita, todos nos hemos puesto a trabajar al día siguiente, y la rueda sigue girando. Nueva época, nuevos retos, y si hay algún país capaz de reinventarse asimismo ese es Estados Unidos, como ha demostrado en toda su historia. Y el Gobierno podrá ayudar algo, pero no va a solucionar todos los problemas ni mucho menos.

Va a ser un futuro interesante pase lo que pase, y yo estoy encantado de vivirlo desde dentro. Espero que esta colección de ideas sirva para que alguien se pare un momento a pensar, que siempre es bueno pensar. Y aprovecho la última línea para mandar un saludo a Isabel (Peporra), Miguelón, Bruno y Elena que son algunos de los que me han preguntado por este tema (vosotros lo habéis querido, chatos).

God Bless America.






lunes, 27 de octubre de 2008

Rise of the Machines

Hay máquinas que dan miedo, otras producen placer, y algunas son, simplemente, bellas.


El fin de semana pasado he sufrido una desgracia informática. Si, por primera vez en más de 10 años se me ha estropeado un ordenador, se me ha muerto del todo, sin posibilidad de recuperación. La placa base ha dicho basta, y es imposible conectar discos, memoria, etc. sin que el sistema se vuelva inestable. Tras el cabreo y desazón iniciales (estoy enganchado a las máquinas, y son mi herramienta de trabajo), he pensado que no hay mal que por bien no venga, y estuve una noche consultando con la almohada sobre qué hacer. La consulta fue bastante bien porque he hecho la incursión más rápida de la historia en un Apple Store y me he vuelto con todo un señor Mac Pro a casa, casi me deslomo llevando la caja por todo el Pentagon Mall hasta el coche.

Por necesidades profesionales (desarrollo de aplicaciones informáticas) y personales (básicamente, mi creciente afición a la fotografía, con un archivo de más de 12.000 instantáneas actualmente), necesitaba una máquina potente. Muy potente.

Que necesito un maquinón, vamos. La idea era renovarme a principios del año que viene, porque se supone que este modelo lo renovarán en breve, pero este contratiempo ha precipitado la decisión que ya tenía tomada, y es pasarme a hardware Apple y a sus sistema operativo como principal sistema, también.

A pesar de lo chulos que son los portátiles nuevos, no he caído en esa tentación, porque necesito mucha más potencia y un sistema que me permita actualizarme y expandirme en el futuro. Y estoy harto de clónicos baratos o marcas supuestamente reconocidas que van a lo cutre y barato, quería una máquina profesional de primer nivel. Después de comparar con la competencia, no hay rival. Las workstation HP, Dell, etc. son carísimas, más todavía que este bicho. Y generalmente vienen con Windows Vista (puffff)......

Como ya adelanté en su día, me fascinó el MacBook Air desde el principio. Todo el mundo habla de la superioridad tecnológica de Apple, y de haber encontrado el ¨sweet spot¨entre rendimiento, usabilidad, diseño y (sobre)precio. El caso es que se venden como churros aquí, en plena crisis mundial esta empresa está creciendo el 30% en el último año, y el 18% de las unidades vendidas son de esta marca. Sobre todo en portátiles, ya son el tercer fabricante.

Como ahora yo soy mi propia empresa, he decidido invertir un poquito. 8 núcleos de procesamiento a 2,8 Ghz, y una máquina ampliable a 32 GB de RAM y hasta 4 TB de espacio en disco. No está mal. Ahí os dejo una fotito de las tripas (super cutre, pero es lo que hay), no se diseñan muchas máquinas así (el servidor HP que se nos ha muerto en un cliente hace poco y que tuvimos que abrir, una chapuza por dentro).


Como cerebro, el mejor sistema operativo del momento, de lejos. Después de varios meses desarrollando aplicaciones sobre Windows Vista, he de decir que todo lo malo que se dice de este sistema ya no es del todo cierto. Funciona ¨más o menos¨. Pero claro, te pones a los mandos de un Mac OS X, y es como conducir un Porsche y compararlo con un Seat, pero con uno antiguo que rasca las marchas y que se le ha estropeado la calefacción. Los dos te llevan del punto A al punto B, pero uno lo hace mucho más rápido y seguro, y cuando te bajas tienes una sonrisa de oreja a oreja. Con esto, igual. Windows Vista es un desastre pero la mayoría de la gente no lo sabe, porque se han acostumbrado a estas chapuzas. Es algo que me saca de quicio.

En tiempos de crisis los que nos dedicamos a la tecnología debemos aumentar nuestra productividad, para doblegar cualquier tentación de recortes presupuestarios en los proyectos (o peor aún, que nos pongan de patitas en la calle). Una de las formas de hacerlo es, simplemente, tener más potencia en las máquinas. Parece mentira pero es así, si estás programando y cada vez que compilas y ejecutas tu programa tarda 30 segundos en hacerlo, al cabo del día pierdes muchos minutos simplemente mirando el relojito de espera (bueno, algunos chatean o echan una mirada furtiva al mail). Si cortamos ese tiempo a la mitad, se aumenta en productividad en porcentajes nada desdeñables. Y luego está el tiempo que uno se ahorra en el resto de tareas. Ya no voy a tener que desesperarme procesando fotos en una máquina virtual Windows ejecutándose en un Ubuntu, en una máquina con casi cuatro años de antigüedad. Así espero hacer más cosas en menos tiempo, o al menos las mismas cosas, ahora que la paternidad me roba tiempo como es inevitable (y tan a gusto, oiga).

Las máquinas Apple con caras, y esta es la más cara. Es una workstation profesional con vocación de máquina para procesar vídeo de alta definición, de hecho es muy utilizada en estudios profesionales como estación de trabajo multimedia. El truco consiste en comprar el modelo básico a Apple y ampliar componentes (memoria RAM, discos, tarjeta gráfica, etc.) en otros sitios web, porque Apple te pega una clavada en las ampliaciones que te deja tieso. Así, dentro de unas semanitas cuando me haya hecho al sistema y lo tenga configurado con todo lo que necesito, ampliaré los (escasos) 2 GB que trae de serie. Estoy pensando en ponerle 16 GB, con esto debería bastar para romper cualquier récord que haya podido establecer una máquina mía, y hacer todo lo que tengo pensado. Ah, y siempre puedo instalar otros sistemas operativos en discos duros adicionales, desde hace tiempo Apple permite esta posibilidad, lo que añade valor a su hardware, pero vamos, ninguna gana de dejar MacOS X, si acaso alguna incursión en Linux que es un sistema primo hermano y funciona muy parecido en muchos aspectos.

Así que con esta adquisición, doy por finalizada mi aventura con Windows y esa necesidad de tener siempre una máquina de uso personal con este sistema operativo. Hasta que no mejoren rendimiento y usabilidad (= productividad) y seguridad, yo no me vuelvo a subir al carro. Lo seguiré usando en el portátil del trabajo por exigencias del guión, pero nada más. No me fío de tener mis documentos y datos personales en esa plataforma.

El fenómeno ¨switcher" está en pleno auge, y yo no iba a ser menos. A todo el que pueda, se lo recomiendo, porque es una gozada trabajar con estas máquinas (hasta el teclado y ratón son diferentes y tienen otro tacto, mucho más agradable).








viernes, 10 de octubre de 2008

Presidential Race

Queda menos de un mes para que finalice la larga carrera electoral, y todos los candidatos apuran al maximo sus oportunidades de hacer campaña.

Al final, se ha convertido en un circo como se esperaba, con ataques furibundos entre candidatos. Parece que Obama lleva ventaja pero cualquier cosa puede pasar, es muy interesante observarlo desde dentro, puesto que es muy diferente a una campaña en España.

martes, 7 de octubre de 2008

Parenthood consumes all your time.....right?

La frase favorita de aquellos que te han precedido en esto de la paternidad, una vez que se enteran de que vas a incorporar un nuevo miembro a tu familia, es algo parecida a la siguiente: "te va a cambiar la vida. Ya no vas a tener tiempo para tí mismo". Algunos lo adornan con el típico "no sabes lo que te espera", o se lamentan de la cantidad de cosas que hacían cuando no disfrutaban de la compañía de su descendencia. Bueno, exageraban, por supuesto. Son excusas.

Tomemos por ejemplo el paseo en cochecito. De todos es sabido que los niños se tranquilizan dando un paseíto en su sillita, y que es necesario sacarlos un ratillo a diario. Pero, como se muestra en la siguiente foto, ¿por qué iba a ser esto incompatible con las aficiones de uno?.

Gracias a la Maxi-Cosi Harley Davidson Special Edition Pablito y yo podemos disfrutar de unas buenas ruladas otoñales, ahora que el tiempo está estupendo por estas latitudes todavía.



Os aseguro que a Pablito le encanta cuando la cosa pasa de 100 mph (millas por hora).

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Born in the U.S.A.

Hola soy Pablo Marín y le he mangado el ordenador a mi padre un rato para escribir una entradita en su blog, menudo carca está hecho, lo tiene esto descuidado que no veas, pero bueno al grano, os voy a hablar de mí porque soy la estrella de la familia al menos durante un tiempecito. Fijaos qué guapo soy:



Nací el 23 de septiembre del 2008, tras un parto complicadete, y es que soy un ceporrín que no quería salir al mundo, y claro, con 3,8 kg. de peso al nacer, pues no iba a salir como si nada. Digamos que puse el toque de emoción al parto y que me costó mis jadeillos empezar a respirar normal, pero ahora estoy fenomenal. Mi mamá lo lleva muy bien y papá dice que es una campeona por lo bien que lo hizo, no se qué quiere decir con eso pero yo lo pongo para dejar constancia. Ella está fenomenal y es guapísima, todos dicen que a ver si hay suerte y me parezco a ella en lugar de al Marín, la verdad es que no veo muy bien todavía pero estoy de acuerdo, ella es mucho más guapa.

De momento mi existencia es un poco monótona, sólo tengo 24 horas de vida, me enfurruño un poco si me quitan la ropa e intento llorar pero como me ponen con mamá a hacer un simulacro de comer, pues se me pasa,yo creo que me porto bastante bien. Fijaos la foto que os pongo, estoy para comerme o qué....por lo menos las enfermeras me dicen de todo, pero usan un idioma distinto al de mis padres y abuelos, al principio pensé que pasaba algo raro con ellos y estaba preocupado, porque me hacía un lío. Estuve a punto de llamar a los médicos para ponerles al corriente sobre la aparente disfuncionalidad comunicativa de mis padres, pero voy a esperar un poco, porque por lo demás parecen normales. Ahora creo que lo entiendo, en los hospitales hablan otra lengua, pero mis padres de repente saben hablarla y se entienden con los médicos. Pero entre ellos usan otra. Qué raro, no?. Yo de momento no entiendo nada, porque mis papis hacen unos ruidos raros sobre todo cuando me despierto. Y bueno, mis abuelos, ya ni os cuento, se les pone la voz aguda y agitan las manos y hacen cosas raras. Es muy raro el mundo de los adultos.

Este blog es de mi papá y no se va a llenar de historias de bebés, porque sería un despropósito para esa audiencia de solterones y solteronas adictos a este blog (ja,ja,ja, no te lee nadie, papi, pero no pasa nada, tú sigue intentándolo). Además habla de la ciudad de Washington, donde yo he nacido. Me gusta haber nacido aquí, estoy muy a gusto. God Bless America y que Viva España. No sé por qué me ha salido esto, supongo que hay una dualidad en mí, es como si el Lado Oscuro se intentase asomar de vez en cuando. Lado Oscuro?. Joer no sé ni lo que digo, en fin.

Prometo colarme de cuando en cuando para que mi legión de fans admire lo guapo que me estoy poniendo. De hecho, me acaba de pillar mi papi escribiendo y se ha hecho el loco, y es que a pesar de esa pinta de tarugo que tiene, se le cae la baba conmigo y es un blandorro, antes cuando no había nadie en la habitación y mi mami estaba dormida me ha cogido y me ha cantado y todo. Te tengo pillado el truco machote!!. Ya veréis lo rápido que le cojo la Harley (ups, no sé cómo voy a llevar a las gemelas ahí, bueno ya lo pensaré, tengo tiempo que todavía tengo que crecer).






domingo, 10 de agosto de 2008

Great Falls National Park

A unas 12 millas de Georgetown se encuentra el parque nacional de Great Falls. Como podeis ver en esta panorámica (haz el favor de pinchar en la foto para hacele un pelín de justicia), se trata del lugar donde el Potomac se vuelve un poco más salvaje, río arriba.

Es el típico parque de acceso fácil, tiene un montón de caminos de tierra para ir en bici, y en el ratillo que estuvimos vimos a una hembra de ciervo bebiendo de un estanque, así que hay incluso fauna (lo del ciervo no tiene mucho mérito, en los barrios periféricos de Washington están por doquier, pero bueno).

Es una excursión agradable y con mejor luz puede ser un lugar muy interesante para hacer fotografías. La gracia que tiene este parque es que al otro lado del río está la versión del otro estado, en la foto de arriba estamos mirando desde Maryland y enfrente está Virginia. Creo que no se ve en la foto pero se podía apreciar el mirador del otro lado, con gente haciendo lo mismo que nosotros, es decir, sacar fotos. También se puede ir a Virginia pero desde donde vivimos hay que dar más vuelta (je,je, lo sé porque tengo una nueva habilidad, la de "perderme" con la moto para explorar el terreno y hacer que el camino más corto entre dos puntos ya no sea una línea recta).

Ah, se me olvidaba, fuimos en coche, quiero decir, en nuestro nuevo coche. Si, parece que últimamente la cosa va de ruedas, hoy mismo hemos estado mirando carritos de bebés, así que habrá más ruedas en breve. De momento los adultos nos consideramos convenientemente motorizados con las nuevas adquisiciones. Bueno, ahí dejo una foto del coche (Honda CR-V 2008), la verdad es que está muy bien pero nadie puede esperar que escriba un post como el que hablaba de Black Beauty porque sinceramente, no es lo mismo.




viernes, 18 de julio de 2008

38° 54' N/ 77° 3' O



Un lugar exacto. Donde residen ahora nuestros cuerpos y nuestros corazones. En esta pequeña calle de Georgetown, hace unos meses tan ajena y ahora tan cercana. Y es cierto. Sigue cambiando todo. Sin saber por cuanto tiempo y sin garantías de que será a mejor. Pero sigue cambiando…
Y me cuelo en este espacio de Juan para intentar sentir que lo que tantas veces añoramos sigue ahí, intacto: vuestros colores, vuestras formas, vuestros ojos, vuestras manos… imaginar por un momento que no hay distancias y que aún hay mil maneras inagotadas de seguir compartiendo.
SARA

jueves, 10 de julio de 2008

The Dark Side

Mi legión de fans me pide que escriba.

Insisten. Los siete que me leen, todos a la vez, gritan al unísono ¨Juan queremos un post tuyo¨.

Es normal, llevo tiempo sin postear nada y con ganas de compartir con todos vosotros sensaciones, pero estaba tan inmerso en ellas que no he sido capaz de plasmarlas todavía. Primero, hay que encontrar las palabras y poner todo esto en contexto. Y que, al leerlo, lo relativicéis un poquito (pero sólo un poquito).

Hace meses tuve un sueño. O una pesadilla. Sombras negras se deslizaban a toda velocidad, y yo me movía con ellas. Rápidas, amenazadoras y desafiantes, cortaban el viento sin esfuerzo. Como un Nazgul, a cada movimiento sembraban el terror a su paso. Si, efectivamente, el Lado Oscuro me llamaba.

Muchos de vosotros no váis a entender nada de esto, pero es que hasta hace un par de semanas, mi aterrizaje en Washington estaba incompleto. Al menos, hablando de la parte material de las cosas, de esos deseos que uno tiene, de las costumbres y formas de vida a las que uno se ha acostumbrado.

Me faltaba esto.


En la tercera iteración, he conseguido alcanzar la cima de los moteros, y me he comprado una Harley Davidson. Dándole una vuelta de tuerca al modelo en cuestión, me he comprado la que los ¨viejos jarlistas¨odian más profundamente, no en vano su motor se llama Revolution. Pero no lo he hecho por eso, evidentemente. Es un rasgo adicional que le da un toque de gracia. Te odian los enlatados y te odian los moteros de tu marca. Y sin embargo, todas las R se te acercan y se deshacen en alabanzas.

Mola.

He cambiado un poco el estilo de moto que me gusta, por algo un poquito más agresivo. Sin dejar de ser una cruiser, es el modelo de Harley con más potencia de motor (más sobre este tema en breve) pero a mí, personalmente, lo que me ha enamorado es la estética. Es que es brutal, no hay foto que le haga justicia, en vivo llama muchísimo la atención. Me gusta el color totalmente negro, fuera cromados, la línea agresiva tipo dragster y sobre todo me ha enamorado ese pedazo de trasero, un 240 mm. que a veces me da la sensación de que sería capaz de sostener la burra sin la pata de cabra.

De repente toda una ciudad me mira cada vez que paso, como digo no hay muchas de estas por aquí. El auténtico show es echar gasolina, todo el mundo pregunta en la gasolinera. No es un vehículo para tímidos.

Y por qué hay pocas, os estaréis preguntando. Bueno, va en contra de la tradición americana de motos con motores bicilíndricos en V a 45º, refrigerados por aire. La Harley de toda la vida, con su característico sonido y cadencia (pot-pot-pot), nada en contra, algún día tendré una de esas, también, por qué no. Esto, es otra cosa. Revolution, el primer motor que Harley sacó refrigerado por agua. 1250 cc. y 125 CV de potencia. Línea roja a 9000 rpm. El cuarto de milla en menos de 12 segundos. Sí, si, vale, ya lo sé, antes de que nadie diga nada: cualquier R de 600 o superior se pasa por la piedra a este bicho de 300 kilos. Pero ninguna me parece ni la mitad de bonita, ni me permite tener las patas estiradas en plan chuleta como a mí me gusta. Y si me apetece retorcerle la oreja puedo, dejando atrás a cualquier trasto con cuatro ruedas.

Especificaciones aparte, conducir este bicho es algo especial. Los primeros 10 minutos odié profundamente la postura de conducción, no me hacía a ella. Ahora me resulta natural, y muy cómoda. No para viajes largos, no es la intención con esta moto, bastante individualista y con poco asiento trasero, pero mi mujer no monta por motivos obvios (7 meses de embarazo + moto, mala combinación), y de momento no acepto pasajeros, la quiero solo para mi, como digo es puro Lado Oscuro. La Night Rod Special se conduce muy fácil, es muy bajita y tiene el centro de gravedad muy cerca del suelo. Esto ayuda a manejarla. Es perezosa al entrar en curvas y hay que meterla con decisión - ese 240....- pero sin pasarse porque igual que le cuesta inclinar le cuesta enderezar. Más que a otras motos, me refiero, pero te acostumbras rápido, y además con tanta goma la tracción es brutal. En curvas amplias es una pasada, todavía no he podido inclinar con ganas (pocas curvas, tráfico, y la moto con ciento y pico millas, todavía muy verde el rodaje). Según me dicen lo primero que rasca es la estribera con unas chispas preciosas....

Y ese motor.........¿Cómo describirlo?. Quizás un ejemplo, inspirado en hechos reales.......

Escena: semáforo en rojo en DC.

Espero al verde tranquilamente, pues tengo una sucesión de semáforos que se van abriendo poco a poco (un verdadero coñazo, pero eh, estoy ahí sentado encima de esta negra belleza). Se acerca un Corvette descapotable con el típico niño de papá, este estudia en Georgetown fijo. Lleva a dos chatis detrás, bastante horterillas. El chavalito (veintipocos) me mira desafiante, sonriendo, y mete un par de acelerones a su lata en ¨Neutral¨. Paso, chaval, que tengo 58 millas y estoy en rodaje y el doctor Harley me ha dicho que no la suba de 5000 rpm. Verde. Corvette sale disparado, hasta al siguiente semáforo, al cual llego unos segundos después, no he participado en esto que es aquí como un deporte nacional (no da tiempo a coger mucha velocidad porque hay otro semáforo cerca, es simplemente una salida a saco a ver quién tiene más músculo).

Coño, en ese instante me acuerdo de mi amigo Vulcanero y de Pigo, y pienso, si me viesen estos dos pensarían que me he amariconado en este país, esto no puede quedar así. Pues no hemos pegado pasadas a taxistas cabrones en Madrid con nuestros hierros, muchas veces por pura supervivencia. Rojo. Niñato pega otros dos aceleroncitos, y se encoge de hombros, las chavalitas que lleva en el coche se ríen.

Verde.

Los nudillos de mi mano derecha apuntan al cielo, y siento un lapso en el espacio-tiempo. He saltado al hiperespacio, y al llegar al siguiente semáforo veo que lo he alcanzado en ámbar, paso (legal, bueno vale un poquito rápido), el Corvette no llega y pega frenazo porque se le pone rojo y hay cámara, si te lo saltas multazo al canto con fotito de la matrícula incluida. Le he sacado un buen trecho, y ni he cambiado de marcha, todito en primera. Se me sale la sonrisa del casco.

Nunca subestimes el poder del Lado Oscuro.

Os dejo una fotito aparcada en la puerta de casa. El vecino nada más verla dijo ¨nice bike¨y así, todo el día.





viernes, 20 de junio de 2008

Spain, through the eyes of a stranger

Tras casi una semana, ya casi no tengo sueño. He conseguido habituarme al horario europeo, y ya no me quedo despierto por las noches (además, los Celtics ya ganaron, un motivo menos para trasnochar). Lo duro va a ser marcharse mañana y volver a coger el ritmo con seis horas de diferencia.
El día que aterricé, me encontré raro. Raarrrrrrrrro, rarrrrrrrrrro, rarrrrrrrro, como dirían algunos. Sí, el paisaje es totalmente conocido, pero entre la torrija que llevaba encima por no haber dormido nada (vine en el avión guardería de Iberia, qué cruz) y la avalancha de planes y tareas que me esperaba, estaba un poco desconcertado. Y poco a poco fui cayendo. Claro, yo ya no vivo aquí, esto es como visitar un país extranjero.
Bueno, más o menos. Evidentemente, no es igual. Pero sí se ve con otros ojos, al menos a mí me ha pasado. Y lejos de considerarlo algo negativo, me inspira confianza, pues significa que estoy guachintoneando en condiciones, y no sólo no me da pereza volver, sino que por una parte me apetece (esto se entenderá mejor en un post posterior, que escribiré cuando se produzca un acontecimiento que llevo tiempo esperando).
Pero bueno, estábamos hablando de España. Madrid es una locura. Me gusta vivir a toda velocidad y hacer muchas cosas, pero el problema es la eficiencia con la cual empleas tu tiempo. No sé muy bien qué problema tiene Madrid, pero estresa. El tráfico, las distancias, se hacen enormes, y ha sido difícil encadenar planes para poder ver a la gente que quería. De hecho, es una tarea imposible en una semana, y hay buenos amigos y familia a los que no he podido ver. Me gustaría que no hubiese sido así, pero no ha podido ser, más repleta la agenda no podía estar, y este es el primer momento en toda la semana que tengo un respiro.
España atufa a crisis económica (y esto no ha hecho más que empezar), pero la gente sigue viviendo con la misma alegría. Todos ilusionados por el fútbol, y todos convencidos de que Italia nos la va a dar con queso el domingo. Así somos los españoles, y me hace gracia, porque es un contraste enorme con mi día a día. Ni mejor ni peor, simplemente distinto.
Esta visita ha servido para reforzar lazos con mi patria, tanto personales como profesionales, en una semana de auténtica locura, corriendo de un sitio para otro, en palabras de mi hermana "¿de verdad que estás durmiendo en casa?. Ni me he enterado".
Esta semana ha servido para echar de menos la rutina matemática de Washington, que tanto equilibrio me proporciona, y para darme cuenta de que esa rutina ha de romperse, cotidianamente.
Por lo menos, un par de veces al año.
Nos vemos en Navidades, si todo va bien. Y espero ser yo entonces, el que no deja dormir a nadie en el avión con un bebé recién nacido en los brazos (Garbanz Power!!).
Ahora, a seguir guachintoneando.

jueves, 5 de junio de 2008

I Love This Game

Uno rapidito. Está a punto de empezar la Final de los Playoff de la NBA. Ahhhhh, cuánto me gusta ver este deporte en TV (un partido bueno, claro). Vuelve un clásico, Boston Celtics contra Los Angeles Lakers. La mejor defensa contra el mejor ataque. El MVP (Kobe Bryant) contra el mejor jugador defensivo (Kevin Garnett). Y con sabor español, además, ya que Pau Gasol está jugando a un nivel sobresaliente y contribuyendo a que su equipo esté pujando por ganar la mejor liga de baloncesto del mundo. La verdad es que cuando he intentado ver un partido de baloncesto europeo, ha ocurrido una de dos: o he cambiado de canal o me he dormido.

Esto, es otra cosa.

Os dejo porque Gasol acaba de inaugurar el marcador. Sólo es el primer partido al mejor de 7, pero las próximas dos semanas van a ser intensas.

Este post está dedicado a mi hermano Jaime, que sé que estaría encantado de estar aquí viéndolo conmigo, recordando esas temporadas mágicas cuando Michael Jordan nos hacía disfrutar como sólo él puede hacerlo, y nosotros quedándonos hasta altas horas de la madrugada para verlo. Que te sean leves los biberones macho (que poquito me queda a mí).

domingo, 1 de junio de 2008

Georgetown Photowalk

Hoy he participado en un plan un poco distinto. La web es lo que tiene, alguien organiza algo "online", te apuntas, y te juntas con 40 personas a las que no has visto en tu vida para pasar la mañana de un domingo compartiendo afición.
En este caso, hemos aprovechado el magnífico día para hacer un Photowalk.



Es un evento organizado por un fotógrafo profesional de la zona, que se repite periódicamente. Ya se han organizado algunos, y empieza a tener algo de renombre el evento, pues se publica en los blogs del mundillo fotográfico de aquí. La cosa consiste en dar un paseo y hacer fotos. Luego se subirán al grupo de Flickr creado al efecto. A mi me ha permitido compartir distancias focales, diafragmas y aperturas con gente a la que no le harta hablar de esto durante un buen rato, además de haber dado un paseo por "mi barrio" mirándolo con otros ojos, buscando la manera de retratarlo. No es fácil hacer esto, cuando te acostumbras a un lugar, pero creo que es un ejercicio que deberíamos hacer más a menudo, buscar lo especial que tiene el lugar donde vivimos.



En el caso de Georgetown, sin duda es su característica arquitectura,también está el Canal (con atracción turística incluida) y, simplemente, sus calles. La calle M en particular es especial, llena de gente y de tiendas, algo no muy habitual en muchas ciudades de USA donde se coge el coche para todo (aquí también, pues suele estar atascada los fines de semana, pero se puede ir andando a todos los sitios).


La verdad es que es una buena forma de pasar el rato, el próximo será a finales de Julio y me apuntaré, es una experiencia divertida. Sobre todo la cantidad de preguntas que te hace la gente por la calle, "What's going on?", porque parece que estamos cubriendo algún acontecimiento. O la anécdota de dos señoras españolas preocupadas por meterse entre semejantes camarones a hacer una fotito al canal, a las que he contestado en la lengua de Cervantes, para su mayor sorpresa, "señora, haga usted la foto y no se preocupe, que seguro que le queda mejor que a todos nosotros". Y ella tan contenta con su compacta, como debe ser.

Estas y algunas fotitos más en mi set de Flickr (ahora si lo voy a usar, que no lo compra Microsoft).

domingo, 4 de mayo de 2008

Give me some Air

El viernes fue el cumpleaños de mi mujer. Felicidades de nuevo. Y yo le hice, como es costumbre, un regalo tecnológico. Ya intenté una vez regalarle lo que se supone que se les regala a las chicas, pero ella me ha dejado muy claro que quiere regalos tecnológicos, le gusta estar a la última y que le compre yo lo que ella no se compraría. En nuestro hogar ella estrena los últimos avances tecnológicos. Vaya este parrafito introductorio a modo de "disclaimer", pues recibiré todo tipo de acusaciones de "regalo boomerang" con este chisme.

Os presento al portátil más ligero del mundo, el Macbook Air (ya sé que lo conocéis, pero este lo tengo aquí mismito, y no os podéis imaginar que gozada de máquina).

Desde hace tiempo que odio Windows. Detesto la forma que tiene de funcionar, y lo que me limita a la hora de interactuar con una computadora. Cuando me enfado porque algo no funciona, o porque compruebo el enésimo error estúpido o agujero de seguridad, juro que no lo volveré a usar mientras esté en mi mano.

Evidentemente en el trabajo es imposible, y de hecho aquí está más presente que nunca, incluso he encontrado a gente encantada con Windows Vista (no lo usan mucho, por lo que se ve, porque es la mayor chapuza informática de los últimos años en mi opinión). Desde hace mucho tiempo uso en casa Linux, y desde que me vine a USA de forma exclusiva, contracorriente total por lo que he visto por aquí de momento (tendré que buscar más). Pero desde el viernes..............nos hemos enamorado de otra plataforma.

Apple Inc. tiene prácticas muy discutibles, es tan cerrada como Microsoft o más con sus productos. Que medio mundo esté crackeando sus productos (iPhone) no me parece buena señal a largo plazo. De momento, y dejando a un lado su política, lo que sí puedo decir es que los ordenadores son una pasada, y que hemos incorporado un soplo de AIRE fresco (nunca mejor dicho) a nuestra capacidad computacional.

Primero lo malo, luego lo bueno y por último lo increíble. Lo malo es que no es muy potente, tiene un disco pequeño (80 GB) y evidentemente le faltan puertos de conectividad (no tiene Firewire, por ejemplo). Pero insisto, el portátil no es para mí, es para ella, y sé que estas cosas no las echará de menos. Si fuese para mí hubiese pillado un MacBook Pro. Lo bueno es que se conecta a las redes WiFi como quien dice buenos días, se ve que ha nacido con esa vocación y esa es la idea. Lo increíble son muchas cosas, no sabría cuál destacar. Lo pequeño que es, la maravilla que es tener un portátil de aluminio que es tan grande como una revista (y más fino que la mayoría de ellas).

El sistema operativo, MacOS X, que al estar basado en UNIX me hace sentir como en casa, pues es primo hermano de cualquier distro de Linux y se maneja muy parecido en cuanto a sus tripas.

Pero para mí lo más increíble es que gracias a la oferta de software que ya hay para Mac, la idea de desterrar los malware, spyware, virus, troyanos y demás familia de por vida (es decir, Windows) está mucho más cerca, y para uso personal será así. Lo único que echo de menos en Linux con respecto a Windows por ejemplo es poder usar herramientas de retoque fotográfico profesionales, como Photoshop, he probado todo lo que corre en Linux y no me llega, soy bastante exigente en este aspecto. En MacOS X van mucho mejor que en Windows. Así que Windows quedará para el trabajo exclusivamente (herramientas GIS) y mi próxima máquina será un Apple. Cuando necesite algo de Windows, lo haré mediante virtualización. ¿Cuál te pillarás, os estáis preguntando?. Uy, ni yo mismo me atrevo a confesar la idea que me corre por la cabeza, sólo adelanto que se avecina una inversión seria en tecnología, que en este país hay que estar a la última si uno pretende dedicarse a este sector, como es mi caso. Viendo los cacharros que tienen algunos colegas de profesión, hay que plantearse el tema pues incide directamente en la productividad (hala, toma una de autoconvencimiento).


Nota: las ventas de Mac en USA han crecido un 51% el año pasado, con crisis y todo. Es el primer fabricante de portátiles de USA (ha pasado a Dell hace poco) y tiene algo más del 6% del mercado mundial. No está mal tener alternativas, la verdad.

martes, 22 de abril de 2008

Americanito is on the way


Ja,ja,ja, llevo meses deseando hacer esto, literalmente. Nuestro hijo tiene un retrato antes de venir al mundo. Evidentemente estamos alucinando con la experiencia, de momento está siendo maravillosa y estamos emocionados, qué más puedo decir. Esta es la segunda ecografía y corresponde a la semana 11 aproximadamente, yo no sé qué opináis vosotros pero a mi me parece un alien total. En la primera ecografía parecía una especie de guisante, y como Sara estaba por aquella época empeñada en que quería comer garbanzos (su primer antojo chispas), pues de momento y hasta que sepamos el sexo de la criatura le hemos bautizado cariñosamente como "Garbanz". La cosa ha calado porque todos los allegados ya le llaman así, no sé que vamos a hacer de ahora en adelante, el tema de los nombres y la identidad está complicado (nombre español aquí, muchos impronunciables para el americano medio, nombre americano.......como que no).

No te preocupes hijo, como hizo Darth Vader con el joven Skywalker te diré aquello de "Yo soy tu padre", así con voz cavernosa para que no me pierdas el respeto cuando te vayas con la pandilla de raperos del barrio.

Desde luego esto es lo más acojonante que nos ha pasado en la vida, de momento. Algunos os váis a enterar por este medio, espero que lo entendáis, y así dejáis unos comentarios en el blog, seguro que a "Garbanz" le encantará leerlos cuando cumpla 18 porque va a ser un pedazo de friki como su padre, seguro.

Everglades National Park

No, no me he vuelto loco, realmente estuvimos allí. Llevo un retraso fenomenal con las cosas que quiero publicar aquí, debido a una montaña de trabajo que he tenido las últimas semanas. Hace unas semanas fuimos a Miami a pasar el fin de semana. Evidentemente la oportunidad de visitar los Everglades no se podía dejar pasar.

Es un lugar único en el mundo, desde luego yo no he visto nada igual. Supongo que hay ecosistemas parecidos, ¿pero a una hora de una metrópoli de varios millones de habitantes?. El Parque Nacional de los Everglades es el espacio natural con ecosistema subtropical más grande de los Estados Unidos. Fue una visita relámpago, no nos dio tiempo a coger el hovercraft que te lleva por el "mar de hierba". Lo que tengo claro es que es un sitio al que quiero volver con calma. Aún así, le dí bastante caña a la cámara, y sorprendentemente la fauna es muy tranquila, dejan acercarse bastante.


Estuvimos en el Parque básicamente por la tarde, llegué con la típica ansiedad de pensar si iba a poder ver algo, qué imagen me llevaría de esta maravilla, uno de los mejores sitios para la observación de fauna silvestre de todo el continente americano. La verdad, no me defraudó. Fue un "paseo¨ (en coche, hicimos como 60 millas para llevarnos una impresión general), parando en los lugares donde veíamos algunos bichillos, como por ejemplo esta pequeña rapaz (no he tenido tiempo de identificar la especie) que se estaba poniendo morado a saltamontes y que me dejó acercarme más de lo que nunca me ha permitido un ave de este tipo. Esta foto no está hecha ni siquiera a tope de zoom, me gustó más este encuadre. Como soy un ansioso le debí tirar como 40 fotos, esta es la que más me ha gustado (pero no le dí a la ráfaga casi nada, que me estoy quitando de ese vicio).



En el embarcadero que hay en el Flamingo Visitor Center había un par de ejemplares de un ave que me fascina, el pelícano. Esta foto corresponde a un ejemplar inmaduro, es más feo que el adulto en cuanto al plumaje, pero la foto me gusta más. Estaría mejor sin las gaviotas de primer plano, pero prefiero no alterarla. Este bicharraco se puso a pescar en el mismo embarcadero, y es flipante ver cómo capturan peces con la gran bolsa que tienen colgando de la parte inferior del pico.









Y por último, para fliparlo ya del todo, y cuando estábamos a punto de irnos, en la última parada en un lago que baña un manglar enorme, nos encontramos con un "alligator" americano, o sea en cristiano un caimán.















Debía medir unos tres metros y medio aproximadamente, y le hice esta foto desde unos tres metros de distancia. Joer, y no me llevo ni un premio por valiente ni nada, la verdad es que no me planteé si me iba a atacar ni nada, normalmente no lo hacen y estaba más preocupado de sacar la foto que otra cosa (hay que ser idiota, supongo, pero ahí queda mi primera instantánea de un alligator en estado salvaje). Bueno, lo he contado en plan épico y tal pero tampoco os penséis que soy Indiana Jones, que había unos viejecitos dándose un pirulo en piragua y vieron algunos mucho más grandes desde la piragua.

Si hay suerte, la próxima vez que visitemos los Everglades lo haremos con más calma, es el "Doñana" que necesitábamos aquí, habíamos cogido la costumbre de hacernos una escapadita invernal para ver aves y este parece el sitio, desde luego.

domingo, 30 de marzo de 2008

Cherry Blossom

Washington D.C. es conocido sobre todo por ser la capital de USA, por los edificios gubernamentales emblemáticos, como la Casa Blanca, el Capitolio, y sus grandes espacios abiertos, entre los que destaca el National Mall. Bueno, y luego está el Cherry Blossom. O sea, los cerezos en flor.

Treasury Department, Washington D.C.


Durante tres semanas desde finales de Marzo, la ciudad entra en el festival anual del "Cherry Blossom", con múltiples actividades y un buen número de visitantes de fuera de la ciudad. Este festival marca el inicio de la primavera. Lo más significativo son los árboles, del género Prunus, que florecen en esta época, y que dan un toque muy colorido a ciertos lugares emblemáticos. Multitud de personas vienen en esta época para ver la floración, pues hay decenas de miles de árboles plantados en la ciudad, y durante dos o tres semanas se puede observar un espectáculo primaveral en todo su esplendor. Aunque aquí el invierno se resiste a morir, pues por ejemplo hoy las máximas han sido de 8 grados centígrados y hacía un día gris plomizo. Bueno, también hay días de 20 grados, así que la cosa va mejorando. La alergia, no, todavía está por llegar lo peor.

Hoy no hacía un día especialmente fotogénico, y era mediodía cuando hemos ido al sitio más típico para ver el Cherry Blossom, es decir, el peor momento del día para hacer fotos. A pesar de esto, yo he disfrutado apretando el obturador (casi siempre lo hago), y he tomado nota mentalmente de los lugares con grandes posibilidades fotogénicas, para volver un día esta semana, quizás por la tarde.


Memorial Thomas Jefferson - Tidal Basin



Vale, vale, no voy a poner excusas, espero que las fotos gusten de todas formas. El epicentro del Cherry Blossom tiene lugar en el Tidal Basin, es un lago artificial que está enfrente del Thomas Jefferson Memorial, y todo el lago está rodeado de árboles en flor. Como no podía ser de otra manera, estaba "petao" de gente, haciendo lo que cualquier ser humano hace los domingos, pasear, ver los arbolitos, comer, jugar con los niños, hacer muchas fotos, comer (si, ya sé que ya lo he puesto, pero es que aquí comen como bestias).

Tidal Basin - Cherry Blossom


Esta semana intentaré ir al atardecer, con trípode y una agenda más fotográfica (más calmada en cuanto al paseo) porque me he quedado con ganas de sacar alguna foto que era imposible hoy dado el número de gente. De todas formas como este festival, de clara influencia japonesa, tiene muchas actividades, seguro que pongo algún otro post relacionado con el mismo, pues hay desfiles, regatas, espectáculos al aire libre, etc. A ver cuánto duran las flores......

Assateague Island

Llevo un retraso estupendo con esto del blog, así que a ver si hoy me pongo un poco al día, que ya tenía ganas. Esto es lo que pasa cuando empiezas a trabajar y te lían (será post de otro día).

Esta entrada pertenece a la semana pasada. El fin de semana pasado nos alquilamos un coche y nos fuimos a la isla de Assateague, en el estado de Virginia. El estado de Virginia en sí está aquí al lado (se puede ir en bici, DC es muy pequeño y enseguida "te sales"), pero este lugar en concreto está en la costa, pasando la Bahía de Chesapeake por uno de los puentes más impresionantes que he visto en mi vida, y a unas tres horas y media de coche de Washington D.C.

Podéis ver un mapa aquí.

Es un sitio tranquilo en esta época aunque tiene pinta de ponerse hasta arriba de gente en verano, fuimos para relajarnos un poco de Washington (excusa, esta ciudad es intrínsecamente relajada), y para ver un poquito de naturaleza y pajaritos. También con la excusa de hacer algunas fotos. Y hablando de fotos, como el personal me está insistiendo, y con razón, que debo poner más imágenes, ahí van unas cuantas. No estoy seguro si esto significa que mis fotos gustan o que soy más aburrido todavía escribiendo, pero en cualquier caso, gracias a todos por leerme y poner comentarios, cuando uno está en la distancia es algo que se agradece mucho.

Assateague Island es conocida por sus ponies ¨salvajes", que campan a sus anchas en un amplio terreno cercano a la marisma, durante todo el año. En invierno con nieve tiene que dar lugar a imágenes muy interesantes.



Toda esta zona es un regugio nacional de fauna silvestre (National Wildlife Refuge), una figura de espacio natural protegido aquí en los Estados Unidos. Sin tener ni idea de la legislación local en cuanto a este tema, supongo que son parecidas a las Reservas de Caza de España.

También se pueden observar múltiples aves, que son muy confiadas y dejan acercarse bastante. La siguiente foto es de un Martín Pescador, pero no el europeo azulito que tenemos en España, este bicho es como el triple de tamaño. Me dejó acercarme bastante y pude aprovechar el teleobjetivo en condiciones, lástima de luz de mediodía que si no hubiese sido un fotón.

Belted Kingfisher o Martín Pescador Norteño (Ceryle alcyon)


En los paseos que se pueden hacer a pie o en bicicleta, se pueden observar a poca distancia muchas ardeidas, como garzas, garcetas, etc. La siguiente foto la hice desde poca distancia también, la verdad es que me sorprendió lo acostumbradas que están a la presencia de seres humanos, siendo aves salvajes.

Great Egret o Garceta grande (Ardea alba)



En esta segunda imagen acaba de pescar un pez, lo lleva en el pico aunque a este tamaño no se aprecia bien, lo que sí se ve es el plumaje típico de la época de reproducción, con las plumas largas.



También estuvimos en la playa, hacía muchísimo viento y temperaturas que no invitaban casi ni a salir del coche (era ya por la tarde), pero no podía dejar escapar la oportunidad de practicar alguna foto de aves en vuelo. En este caso, un ejemplar inmaduro de gaviota

Herring Gull o Gaviota Argéntea (Larus argentatus)




Y por último, un cormorán, no estoy seguro del todo de la especie, la foto está en sombra y los colores pueden estar un poco desvaídos. No me parece un Cormorán de los grandes, así que voy a poner una especie de aquí, si hay algún especialista en aves norteamericanas entre los lectores de este blog, por favor que deje un comentario para corregirme (la foto es la que es, había poca luz ya).

Double-crested Cormorant (Phalacrocorax auritus)


Lo mejor, para el final. No, no hay foto, aunque prometo perseguir a este bicho hasta que tenga una buena instantánea que poner en la web (las que tiré no me han gustado, estaba un poco lejos). Hemos tenido la suerte de localizar a una de las dos parejas nidificantes de Águila Calva Americana (Haliaeetus leucocephalus) que hay en esta isla, y hemos podido observar dónde tienen el nido (desde lejos, con telescopio) y a uno de los adultos sobrevolarnos a una cierta distancia. En este nido hay una cámara de TV que se puede ver en el centro de interpretación, me parece una idea estupenda, porque desde allí sí que se ven muy de cerca, aunque nada como verlas con tus propios ojos, aunque estén a 700 metros y sea a través de una lente.

domingo, 9 de marzo de 2008

New Light Technologies


Bueno, pues después de aproximadamente un mes en USA, ya tengo ocupación diaria y proyecto profesional ante mí, lo que la mayoría de la gente conoco como "trabajo". Desde hace una semana he empezado a colaborar con New Light Technologies, empresa local de DC dedicada a proyectos de consultoría, muchos de ellos con tecnología GIS, que es donde yo más voy a poder ayudar. Desde aquí les agradezco el interés que han mostrado en que yo colabore con ellos.

Mi misión es actuar como Lead Geospatial Developer and Systems Architect en los proyectos en marcha y futuros. Traduciría el "titulillo", pero es que me gusta mucho más cómo suena en inglés (la inmersión lingüística me está provocando que muchas cosas me empiezan a sonar mucho más "naturales" en inglés, algo sobre lo que escribiré en otro post un día de estos).

De momento estoy echando una mano en un proyecto que está terminando, y he tenido que desempolvar mis conocimientos de la plataforma de desarrollo .NET (no tocaba nada de esto desde hace varios años, y me he perdido una versión entera por el camino), llegando a la conclusión de que sigue sin gustarme lo que propone Microsoft para el desarrollo de aplicaciones web corporativas.

Pero bueno, habrá de todo y de este tipo de proyectos también se aprende mucho (complementando lo que he venido haciendo con Java en los últimos años, a nivel de conocimientos sobre plataformas de desarrollo empresarial), y los proyectos en los que empezaré a colaborar la semana que viene son mi especialidad y lo que me gusta hacer, así que estoy muy contento.

Los que me conocen bien y ya saben la noticia se han alegrado mucho por mí. El motivo es muy sencillo, soy de los que en general no pueden estar más de 15 días seguidos de vacaciones sin empezar a pensar en nuevos proyectos o ideas. La única excepción fue este verano pasado, que me tiré casi un mes en África viendo leones y cebras y claro, ahí sí que desconecté del todo.

El cambio de residencia y de país ha supuesto un parón de casi 2 meses seguidos, desde que dejé el trabajo, organicé mi viaje y papeleos, aterrizaje aquí y puesta en marcha, al cual me habia hecho a la idea, pero que empezaba a costarme un poco. Si, llenas el día estudiando, poniéndote al día, pero no es lo mismo que estar haciendo las cosas de verdad. Me encanta trabajar, soy un bicho raro de esos, y desde que empecé a currar al salir de la universidad nunca había estado tanto tiempo inactivo. Esta sensación se ha visto reforzada con la experiencia de estar dos meses sin hacer "nada".

Es pronto para evaluar esta oportunidad, pero tiene bajo mi punto de vista enormes efectos positivos, estoy aprendiendo mucho sobre cómo se hacen aquí las cosas, algunas ya las sabía y otras son nuevas, y muy distintas a cómo hacemos las cosas en España. La integración creo que ha sido muy buena, a la media hora de entrar en la oficina ya me estaba instalando el entorno de desarrollo y la primera mañana ya estaba tirando líneas de código y corrigiendo errores en la aplicación, echando una mano.

Aquí no se andan con tonterías, se come delante del ordenador y no hay "momentos café" en los que perder el tiempo (bueno, los hay pero son mínimos). Esto es diferente, choca un poco al principio pero yo lo agradezco porque detesto perder el tiempo y me permite hacer horarios salvajes como por ejemplo entrar a las 9 y salir a las 5, y haber trabajado más que una jornada tres horas más largas en España. Lo de la productividad es algo que nos tendremos que plantear muy en serio los españoles de cara al futuro.

Lo bueno es que sigo con suficiente tiempo libre como para hacer casi de todo, no he faltado ni un día al gimnasio, sigo con mis cuatro días semanales de entrenamiento, aunque esta semana no he escrito nada porque a la vuelta del gimnasio estaba o bien cansado o estudiando cosillas (masoca que es uno).

Bueno, ya iré contando más cosillas sobre cómo es esta experiencia, de momento no deja de ser una colaboración que tiene pinta de que se irá afianzando en el futuro, creo que New Light y yo encajamos y bien.

martes, 26 de febrero de 2008

True or False

Bueno, como llevo algo más de un mes por aquí, quizás ha llegado el momento de hacer un poco de balance (no es algo que vaya a hacer todos los meses, eso está claro), y he pensado en componer un listado de "verdadero o falso" sobre ciertos clichés o ideas preconcebidas que tenemos los españoles sobre USA.

Todos los americanos son estúpidos y no saben dónde están los países en un mapa. False
Este es el preferido de los americanófobos, pero no es cierto. Este país importa talento cuando no lo tiene en casa, así que la presumible ignorancia se compensaría por este lado. Además, siendo la primera potencia en casi todo lo que tiene que ver con tecnología, ciencia, etc. es una afirmación un poco fuerte. Washington no es una ciudad representativa, aquí de hecho hay mucho nivel cultural, es algo que me ha sorprendido. Y el apoyo a la cultura es intrínseco a esta ciudad, todos los museos son gratuitos. Me imagino que un pueblo perdido de Kansas tiene el mismo o parecido nivel de ignorancia que uno de Cuenca (ejemplos aleatorios, nada en contra de Kansas o Cuenca).

La televisión es escandalosamente sensacionalista y triunfan los "reality shows". True.
Es algo que me horroriza, y me da una idea de hacia dónde caminan los "noticieros" de España. Carnaza, violencia y miedo. Y un toque de fascinación por todo ello. En cuanto a los reality shows, lo de aquí es tremendo. El formato "operación triunfo" existe en las versiones más variopintas. Aspirantes a diseñadores de moda que concursan con un jurado más implacable que Risto Mejide, formato "gran hermano" para famosos en rehabilitación por drogas (con sus consiguientes peleas), o uno de los preferidos, rockero famosete de los años 90 (ya no canta) que tiene un concurso para elegir pareja, le ponen a 10 pibones recauchutadas y van pasando pruebas, el tío las va eliminando poco a poco (eso si, las despide muy efusivamente).

En USA vas a engordar una barbaridad, se come fatal, vas a morir de un infarto porque pesarás 200 kilos y tendrás el colesterol por las nubes
False.
Matizando, claro. Esa afirmación es posible, como te descuides aquí comes verdadera basura (basura que, por cierto, importa y consume el resto del mundo). Pero también tiene su contrapunto. No he visto ningún país, quizás con la excepción de Alemania, donde haya tanto interés por lo "orgánico" y "natural" como aquí. De nuevo, estoy hablando de Washington D.C., esto es muy probable que sólo ocurra en las ciudades grandes. Yo tengo un supermercado "orgánico" a 5 minutos de casa (andando), algo que no puedo decir de donde vivía antes, en España. Cuando compras algo que está garantizado en cuanto a calidad, pues te tranquilizas con el tema, y más cuando ves que de hecho estás perdiendo peso (esto es quizás gracias al deporte, que ahora practico más). Es más caro que la comida rápida, pero conviene no poner precio a la salud, y aquí hay literalmente de todo, así que opciones no faltan para hacer una buena dieta. De hecho, acabamos de importar una Thermomix de Canadá, con lo que comeremos todavía mejor (y casero).

Todos los coches americanos son de gran cilindrada y consumen muchísima gasolina.
Hmmmmmmmmmm, no sé qué decir. A dos manzanas de mi casa hay un Hummer aparcado, y hasta llegar a él bastantes pickup enormes. Le podríamos dar un True. Pero, por otro lado, nunca había visto tantos coches híbridos como aquí, de hecho el gobierno local de DC los grava con la mitad de impuestos que cualquier otro coche. En esta ciudad, de todas formas, los coches no son tan grandes como en otros sitios (el espacio manda) aunque desde luego triunfan los SUV (Sport Utility Vehicle, lo que nosotros llamamos "todocaminos"). Si, son grandes, todos de gasolina (el diesel es mucho más caro y casi no hay surtidores) y con motores de gran cilindrada (no es raro 3 o 4 litros de cilindrada, hay pickup de hasta 6 o 7), aunque hay una moda "ecológica" y de "contención del consumo" parecida a lo que pasa con la comida orgánica, y esto hace que triunfen los coches híbridos.

Las normas de tráfico son muy estrictas y no compensa saltárselas.
True.
Supongo que esto es incómodo para los que gustan de conducir con un par de copitas, o más rápido de lo normal, o saltarse un semáforo que se acaba de poner en rojo. Con el alcohol, hay tolerancia cero, directamente no se puede beber y conducir, nada de índices de alcoholemia ni nada por el estilo. Eso si, sólo te paran si haces algo raro, no hay "controles sorpresa" como en España. La conducción es pausada, y salvo excepciones se transita sin sobresaltos, son bastante civilizados y diría que un poco torpes al volante. Es muchísimo más seguro que en España, no es frecuente oir bocinazos, insultos y gente cabreada al volante. Los que se enfrentan a un atasco de más de una hora por trayecto para ir a trabajar lo aceptan resignados, están acostumbrados desde hace años, creo yo. Eso si, un mito que he de desterrar es eso de que "no es posible ir ni una milla más rápido del límite de velocidad, te ponen multa". Esto es falso, falso y falso. Aquí nadie va a 180 (salvo que esté protagonizando un capítulo de "COPS"), pero casi todo el mundo lleva el coche en autopista unas 5 o 10 (a veces 15) millas por hora por encima del límite legal. En un viaje a New York (4 horas de coche desde Washington) me empeñaba en ir según el límite de velocidad y me pasaban por ambos lados todo el rato. La gente iba a 75-80 mph en una zona de 65 sin despeinarse.

En USA todo el mundo tiene un arma y corres el riesgo de que te disparen.
Jaaaaaaa, ja, ja. False. La sensación de seguridad que hay aquí no la hay en España. Hay mucha presencia policial en general, y malas zonas donde se concentra la delincuencia (y donde conviene no adentrarse en plan turista, además que no hay nada que ver ahí). Washington D.C. es una ciudad con grandísimos índices de violencia, que se concentran en una serie de zonas que nunca frecuentamos los que no vivimos en ellas. Son barrios deprimidos alejados del centro, de clase social baja, con problemas sociales y altas dosis de violencia, aunque la cosa está cambiando en muchas calles de estos barrios y van mejorando. Donde vivimos nosotros, y donde se dan todos los lugares de interés de la ciudad, la sensación es bastante segura aunque algún robo siempre hay. Lo de la presencia policial puede mosquear a alguno, es algo a lo que te acostumbras, yo he preguntado por la calle a algún policía por direcciones o alguna duda y son bastante respetuosos y amables. Eso si, si te detienen, prepárate (pero si lo hacen, es que has hecho algo mal).

Esto se podría hacer larguísimo, dado que es un país lleno de contrastes, pero de momento lo voy a dejar aquí, para no aburrir demasiado.